¿Cuál es la diferencia entre un toldo y una pérgola?

La instalación de toldos y pérgolas Madrid es una solución popular para proporcionar sombra y protección en espacios exteriores. Las opciones que tenemos en Toldos Prado presentan diferencias significativas en su diseño, funcionalidad y aplicaciones. Mientras que los toldos son soluciones retráctiles y temporales, las pérgolas son estructuras permanentes que ofrecen sombra parcial y un espacio decorativo adicional.

Características que los hacen diferentes


Un toldo es una estructura retráctil que se instala generalmente en la fachada de un edificio. Su principal función es proporcionar sombra y protección contra el sol y la lluvia de manera temporal. Los toldos pueden ser manuales o motorizados, permitiendo extender o retraer la cubierta según sea necesario. Los materiales comunes incluyen lona o telas acrílicas resistentes a los rayos UV. Los toldos son ideales para patios, terrazas y ventanas, ya que pueden ajustarse para controlar la cantidad de luz y calor que entra en el espacio, ofreciendo una solución flexible y práctica.

Por otro lado, una pérgola es una estructura permanente compuesta de columnas que soportan un techo abierto o enrejado, que puede estar cubierto con materiales como tela, policarbonato o plantas trepadoras. Las pérgolas no solo proporcionan sombra parcial sino que también pueden servir como una extensión del espacio habitable, creando áreas de estar al aire libre más estructuradas y decorativas. Son populares en jardines y patios grandes, ya que su diseño abierto permite la circulación de aire y una integración armoniosa con el entorno natural.